EN MEMORIA DE TU AMOR

EN MEMORIA DE TU AMOR
SIEMPRE EN MI CORAZÓN

NO SE COMO CAISTE ACA



miércoles, septiembre 19, 2007

LA OFRENDA




Como mariposas enloquecidas sus besos se desperdigaban por su cuerpo despertando instintos que ardían a flor de piel. La sabiduría de sus dedos escribían plegarias en la tabla de su espalda, mientras ella solo respiraba su aliento que en bocanadas calientes llegaba hasta su moreno rostro.
Siguiendo la pendiente pronunciada de su largo cuello una senda de dulce saliva terminaba en la cima de sus senos donde dos preciosos botones esperaban el perfecto ojal de su boca carnosa. Se entregó sin reparos. Las manos, la boca, la lengua de él eran un ejército conquistando cada centímetro de su territorio, colinas, ríos, praderas, su mar y sus cavernas. Se rindió sin protesta alguna, dócil, sumisa, esclava de sus sentidos acató en silencio sus órdenes.
Roja amapola desangrándose, su boca abierta y húmeda exhalando suspiros enlazados con gemidos. Relámpagos cruzaban su espina y su cintura se cimbraba en cada azote de corriente, mientras su piel tejía rosarios con perlas de sudor.
Los ojos enrojecidos de lujuria de él aprendían de memoria cada centímetro de territorio dominado, cada rincón, cada hendija, cada abrevadero. De pronto penetraban sus ojos negros como la noche, abiertos, destellantes, con ese brillo especial que solo da la luz que brota del alma, engarzados en oscuras pestañas lo miraban con sumisión y a la vez placer, cuando ella los entrecerraba para agudizar sus sentidos, esas brazas de fuego se detenían en las lunas anochecidas de sus senos, erguidos, duros, perfectos, dos frutos maduros y perlados de rocío que se ofrecían a su boca ávida. Hambriento y sediento hundía el marfil de sus dientes con suavidad y chupaba como un niño, con dulzura por momentos, con un dejo de violencia sutil otra.
Sus manos recorrían maestras el cordaje de sus sentidos y la melodía que sacaba de ella era perfecta. Sus muslos firmes y torneados eran dos columnas de ébano por las que debía pasar antes de entrar al santuario donde depositaria la ofrenda después del sacrificio. El templo estaba frente a sus ojos, la doncella preparada, su puñal de obsidiana penetró la carne virgen, la oscura flor abierta se deshizo en dulce fluido rojo mezclándose con el níveo y espumoso licor de la ofrenda.
Un grito salvaje emanado de lo más profundo del alma se fundió con el gemir jadeante de ella. Una nube negra ensortijada se desparramó sobre la almohada, su cuerpo recién iniciado en los ritos del amor se desplomó relajado.
Él salió del templo exhausto, sus ojos no perdían la lascivia, insaciable preparó su puñal para hundirlo nuevamente en la carne desflorada; ella abrió los ojos y solo con una mirada rogó, suplicó que volviera a hacerlo.



ANGELA TERESA GRIGERA
Imagen tomada de la red




21 comentarios:

María Inés dijo...

Gran apasionamiento en este poema a lo esencial de la vida, relatado casi, con crudeza...
¡¡¡Me encantó!!!!

fgiucich dijo...

Ese instante que uno lo quiere eterno. Brillante, amiga del sur. Abrazos.

Verónica Curutchet dijo...

¡¡¡INDISCUTIBLEMENTE TUYO!!!
PRECIOSO!!!

Rodolfo N dijo...

Precioso escrito y apasionadamente bello...
Besos

Rober dijo...

Hermoso y sensual, muy bueno :D

Unmasked (sin caretas) dijo...

ufff

que calorcito me viene por aca, pero que te esta pasando chica, que estas tan apasionada. cuentele a la mal portada, ella sabe entender estas cosas. jaja

petra

AiguaMel dijo...

Respiraba mientras leía, salió a la luz mi deseo este texto lleno de apasionamiento y yo diría que de lascivia.

Un abrazo

todas las cosas que vienen me recuerdan a ti dijo...

Me encanto el relato "la sangre me impresiona"


"Placer…dolor…euforia…melancolía…
torbellino de sentimientos, de sensaciones
que nos envuelven enlazados al amor."

A lo largo de tus relatos me llevo todo lo que resume esta frase, y en verdad te agradezco, no es poco.

Jorge dijo...

cualquiera sonaría con una primera vez así, o estar en el sitio del moreno, yo también creí en los reyes magos.
gracias por la imprevisible visita, me animó a volver a poner un post, pues era más que un nuevo comentario, era el único en más de un mes

IGNACIO dijo...

Una ofrenda para guardar en el cajón de los recuerdos más sútiles.

Mejor entretejido imposible.

Bs.

Gigi German dijo...

Esta bello, sensual, apasionado, pero dulce, que lindo.

Espero que este finde haya sido genial. :)

humo dijo...

Me gustan las imágenes que utilizas: el erotismo es algo más que sexo, y el sexo algo más que erotismo.

Gabriela dijo...

Si andaba 'sensible' con esto ya me puse más :S jaja.

Excelente escrito!

Besos Anngiels :D

almaenamorada dijo...

Maravilloso sacrificio, maravillosa la doncella y el guerrero que domina con tan sutil pureza, con la perfecta destreza para rendirse a sus pies..y ser sacrificada..!

Una maraviila tus letras amiga.
Un honor poder disfrutarlas nuevamente.

Te dejo muchos besos*****
y deseos de que estes de lo mejor!
=)

Paco dijo...

jo... que letras, verdaderamente rompen aquello de que una imagen valen mas que mil palabras...

Algaire dijo...

Gracias por tu visita.
Veo que tu también tienes un blog de poesía, te felicito.
Un saludo

Rocío dijo...

Precioso blog el tuyo :) Y por supuesto que tienes permiso para coger los dibujos que quieras.
Un saludo!

Nany dijo...

que hermoso escrito, apasionado y maravilloso… me agrada leer en estos momento quisiera tener más tiempo para leerte pero voy muy pillada de tiempo… espero no perder tu enlace… saludos y un abrazo desde España.

Topacio dijo...

Apasionada y poética manera de narrar ese acto sexual. Como de costumbre muy bien escrito.

Besos para ti.

juanluraschi dijo...

)luraes hermoso!

me dejas sin palabras...

me gustaria algun dia subir algun texto tuyo a mi blog con previo consentimiento tuyo obvio

segui asi q vas muy bien


abrazo

MINERVA dijo...

No sé si leerás este comentario(lo digo por el tiempo en que lo hago), pero Wow!!! este post es genial!!!, cuanta elegancia, cuanto instinto, se despliegan en tus palabras, me has dejado impresionada :).